lunes, 23 de marzo de 2009

Comenzar...


Comenzar de nuevo, sí, justo lo que estoy haciendo en la actualidad, empezar una nueva vida, lejos de todo, lejos físicamente al menos, en lo demás no voy a negarme a recordar lo bueno del pasado. Ése tesoro siempre lo tendré y echaré mano de él cuando me sienta mal y cuando yo lo desee, porque es mi libre albedrío el que me maneja y no el del otro. Yo viviré mirando de frente, hacia adelante, vale, hasta ahí estamos todos de acuerdo, pero con el convencimiento de que las cosas vividas que me hicieron aprender y crecer no serán olvidadas. Tampoco pretendo, porque jamás lo he hecho con nadie, alejar a las personas que han formado parte de ese pasado, porque si fueron importantes, lo seguirán siendo toda mi vida. Eso sí, respetaré que me hayan alejado de sus vidas y que no quieran compartir conmigo más que algún mensaje aislado en el tiempo, pero ése es otro tema. Por mi parte tengo claro que no puedo prescindir de las personas que quiero, pero también que no podré jamás obligar a nadie a sentir lo que no sienten por mí. Aunque parezca lo contrario, también tengo mi orgullo y me corre sangre por las venas y no horchata, como dicen algunos, y por eso no estoy dispuesta a mover más un solo dedo de mi mano para recuperar a nadie que no quiera estar cerca de mí. Si hay personas interesadas en mí, si hay individuos que me quieren y anhelan realmente compartir conmigo momentos de su vida, sabrán cómo encontrarme. Estoy cansada de emitir señales de humo que no saben interpretar, así que me resigno a perder. Es tan molesta y tan duro mirar hacia atrás todo el tiempo que siento una tensión en el cuello casi permanente. Me da mucha tristeza, eso sí, pensar que las personas que te han querido tanto, tanto, como decían, ahora desaparezcan de mi vida sin más, pero será que exageraban mucho en sus afirmaciones y ahora yo deba aprender también a prescindir de ellos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El pasado te tiene bien cogida, porque eres una mujer que has amado intensamente y eso es muy dificil de borrar. Tienes que hacer un análisis interior y convencerte de que el pasado no va a volver y por tanto, sin olvidarlo, marginarlo en un rincón para que no entorpezca tu ilusión por vivir de nuevo. Dificil labor por tu temperamento.
Iván

Anónimo dijo...

Una pregunta:
Las personas que fueron importantes en el pasado no tieneN porque seguir siéndolo el resto de tu vida. Algunas si y otras no.
¿Para tí esas personas siquen siendo imprtantes? ¿Cómo lo haces? ¿Son importantes también las que te hicieron daño?
Esperanza

Etcétera dijo...

Ahora con el tiempo..he aprendido a ver el pasado de otro modo...ya no me daña y bueno, hay personas que conservo porque en cierto modo sí han sido importantes...y hay otras que no me importa haber perdido (antes sí me importaba eso)...y sabes qué pienso?..que la gente que desaparee de tu vida es porque esa importancia que tú le das es inversamente proporcional a la importancia quete daban ell@s..así que todo está zanjado, verdad?... es más...esta regla de tres se resuelve con indiferencia y sin dolor apenas.
besitos y gracias por visitarme y comentar
EVA

Etcétera dijo...

ahhh, Esperanza..se me olvidaba..a veces en el pasado hay personas muy importantes, o al menos lo han sido en una etapa de tu vida y nos han hecho mucho daño. Últimamente he aprendido a perdonarlos y comprender muchas cosas de sus vidas y de la mía... estoy en esa etapa en la que se justifican muchas cosas porque si no me volvería loca, loquísima..y es mejor no pensar.
besitos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...