martes, 17 de marzo de 2009

¡¡¡Échale pasión a la vida!!!


Desde que tengo uso de razón, cuando algún tema me ha interesado, he entrado de lleno en él, buceando en las profundidades hasta casi ahogarme. Pasión, mucha pasión es lo que impregna cada cosa que hago y seguiré así hasta que pase a la siguiente vida. Algunas personas bastante cercanas en mi vida me han llegado a censurar que me obsesiono con las cosas que me interesan…pero nunca entenderé que se pueda hacer lo contrario cuando algo te gusta. Si algo deseo mucho, lo vivo a tope, lo disfruto e investigo hasta el final, de lo contrario abandono y como diría Victoria, mi soprano favorita, “chin –pun” y a otra cosa.
El único momento que encontramos para lograr tener pasión por las cosas es el ahora; ni el pasado ni por supuesto el futuro. Eso sí, hay que tener en cuenta que lo que buscamos porque nos da placer y por lo que en ocasiones daríamos hasta años de nuestra vida, tiene que tener un significado verdadero y nada superficial, tiene que valernos para avanzar y no estancarnos.
Por supuesto sobra decir que esa pasión no está ni en cosas materiales ni en el dinero, porque siempre habrá alguien a tu alrededor que tendrá más.
Aconsejo desde este blog a todos los lectores y amigos que busquen aquello que les apasione realmente, que lo encuentren y lo disfruten hasta el final. Si mañana deja de apasionarnos algo, no ocurrirá gran cosa, será signo de que vamos evolucionando y cambiando nuestros gustos y placeres. Cada día podemos encontrar algo nuevo en nuestras vidas que nos llegue a entusiasmar de nuevo y por lo que vivir. Dediquen todas sus energías a aquello que os haga felices y lo seréis un poco más. La auténtica pasión está en las cosas que salen de dentro, que te llenan desde el interior y que pueden tener su origen en las personas y en las relaciones humanas que establecemos a diario con éstas, también en los gustos personales, en los placeres de la vida, pero también en lo espiritual, en lo que no se ve ni se puede casi palpar porque es sutil como el viento.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Para que la pasión te apasione no hay que echarsela a la vida. Se debe esperar que la vida te la eche a tí y tu cazarla al vuelo y no dejarla escapar. Con todo es una entrada que anima a saborear esos momentos agradables de la vida.
Iván

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...