viernes, 22 de mayo de 2009

Mi médico interior


¿Qué ocurriría si me hiciera un corte en un dedo? Pues tiene fácil respuesta. Primero sangraría, mucho o poco según la profundidad del corte, pero lo que más sorprende de todo esto es que poco a poco la sangre allí acumulada empieza a coagularse y la herida comienza a cerrarse como por arte de magia. Al final sale una pequeña costra que es la antesala de la bonita cicatriz que adornará nuestro dedo durante un tiempo, quizás hasta el final de nuestros días. Ya te has curado y no has necesitado inyectarte nada de nada. Pues bien, esto lo causa el maravilloso médico interior que llevamos dentro, del que hablaba en mi anterior entrada. Algunos tienen a su médico interior bien drogado, dormido, exhausto; otros intentamos sacar partido de él, pero siempre despierto, claro.
Tener un médico dentro es una capacidad natural que muchos esconden bajo tratamientos prolongados con fármacos inútiles. Sí, y digo inútiles porque esconder síntomas tan provechosos como una fiebre, es una tarea absurda, perjudicial y nada recomendable. Por supuesto que esto, leído por un dependiente de las drogas "legales" o por un médico holístico parecería una chifladura, pero hasta los científicos se sorprenden con casos de curaciones casi milagrosas de personas con enfermedades según ellos incurables.
Yo tengo sin remedio que nombrar a mi madre aquí, Marietta, la madre más natural y abierta del planeta Tierra. A sus 77 años piensa que los medicamentos no sirven para nada y en muchas ocasiones experimenta con recetas naturales que o bien conoce gracias a la sabiduría popular o bien recoge de uno de sus hijos, experto en productos naturales. Sigue así, mamá, tan fresca y lozana como siempre.
¿Tomar antibióticos aumenta mi resistencia a las gripes o catarros fuertes?...No. ¿Ingerir una aspirina me garantiza que ya no me dolerá la cabeza nunca más?, No, claro que no. ¿Quitar un pecho canceroso corrige el metabolismo que ha hecho que el cáncer se desarrollase?... No y no. En este último caso es como cuando le cortan la pierna a alguien, no le van a garantizar que siga viviendo por mucho tiempo, porque sólo han atajado una parte, un miembro, lo enfermo sigue corriendo por sus venas. Me recuerda, y es una buena ilustración, a una tomatera en mal estado a la que, por algún motivo desconocido, se le están cayendo las hojas y sus ramas se secan poco a poco. En vez de estar cortando las ramas secas y dejándola a la pobre como un manojo de alambres...¿Por qué no probar a cambiar la tierra donde está sembrada, cambiar de fertilizantes o regarla con más amor?.
Yo sin ir más lejos, llevo desde el domingo con unas manchas en los párpados muy extrañas, jamás las había visto, al menos en mi cara; se me inflaman y llenan de líquido por las mañanas y durante el día se reducen, pero las manchas continúan ahí...¿Creen que le estoy dando mucha importancia?... Pues no, lo único que me preocupa es que me afean un poco el rostro y que la gente con prejuicios puede pensar que es algo contagioso. Vamos, que parece que alguien me haya agredido. Por lo demás, estoy segura que es una reacción del cuerpo a algo, algo que tiene que salir y yo no frenaré por nada del mundo y menos con drogas "oficiales", porque como mi madre, no creo en ellas, y...como mi madre también, pienso que sólo sirven para que la gran industria farmacéutica se llene los bolsillos. Ésa no es la curación verdadera, ya que rara vez lo que me recetan los médicos va a la causa del problema, muy al contrario, muchos de los remedios que toma la gente puede impedir que el cuerpo se cure de forma apropiada. Tragar y tragar fármacos durante años no es la mejor manera de vivir. Aunque te digan los médicos "legales" que necesites hacerlo de por vida, hay otras formas de estar saludable, hay otras vías.
Incluso me atrevería a decir que esta reacción en mis párpados es producida por las 3 sesiones de QUIROPRACTICA que me estoy regalando. Sorprendentemente ya no siento apenas dolor de espalda, al menos no como antes... y sé que con seguridad irá aminorando más y más. Cuando recolocan tu columna, el sistema nervioso se moviliza y salen cosas como éstas de mis párpados.
La quiropráctica se basa en un principio fundamental: todos los seres vivos tienen una capacidad innata para curarse. También defiende, y yo lo estoy experimentando, que todo está en la columna y el cerebro, que son los que protegen todo nuestro sistema nervioso...y que si cuidamos la espalda cuidamos el resto. Si ajustamos nuestra columna, lo demás se ajustará solito.
En eso estoy ahora, ajustándome la vida, ajustándome el alma y el cuerpo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

De acuerdo pero con matices. Eso que dices es peligroso. Yo misma soy consumidora de medicina natural pero lo entiendo como un complemento y no una sustitución absoluta de la medicina "legal". No se puede echar por tierra los beneficios de este tipo de medicina según para qué y quién. No se puede incitar al enfermo a abandonar un tratamiento químico "legal" por varias razones.
Primero: hay que ser consciente de los riesgos y beneficios de cualquier tratamiento ya sea natural o holístico sin rechazar a por norma ninguno de los dos
Segundo: no olvides los timos y timos que se dan en el poco regulado mundo de la medicina natural en nuestro pais. (así como la ignorancia de muchos pacientes)
Tercero; tampoco olvides que la medicina natural es también un graaaaaaaaaan negocio para mucha gente.
Dicho esto, también te digo que mi madre coincide bastante con la tuya. Y créeme, sé bien que uno de los mayores poderes y más dañinos de este mundo civilizado en el que decimos vivir es la industria farmacéutica. Ellos sí que son un cancer para todos los demás.
LAra T.

Anónimo dijo...

No he querido parecer tajante con el tema porque es peliagudo, perdonad a todos lo que lo lean.No pienso que una persona con una enfermedad como cáncer, por ejemplo, deje de tomar lo que necesite en ese momento. he puesto un ejemplo muy fuerte, pero para que se vea claro.
Supongo que me he explicado mal o de forma muy radical en mis ejemplos... Lo que deseaba comunicar es la necesidad de prevenir, tal vez, esas enfermedades graves, antes de que aparezcan...muchos años antes de que aparezcan. De todas formas nos hacen pensar que nadie está libre de enfermedades graves, y es así, seguramente...pero....mejor cuidarse, no??...que he oído barbaridades como: "bueno, mi madre murió de cáncer, así que yo tengo muchasposibilidades ( y no voy a estar cuidándome para nada)"...muuuu fuerte, no???.
Y sí, pienso que la medicina holística sólo esconde síntomas, no va a la causa del problema...y es más pienso que nunca lo hará...porque no interesa.
Eso sí, la medicina "legal" está preparada para URGENCIAS... LO DE SALVAR LA VIDA SE LES DA MUY BIEN... y para diagnosticar, en eso son unos hachas.Vamos, que yo utilizo la medicina, mi seguro, para eso precisamente, pero como prevención es un desastre...y si no, miren los papelitos bien doblados y con letra y escritura casi ininteligibles para muchas personas que van acompañando cualquier medicamento que utilizan los médicos "legales"... SEgún estudios los efectos secundarios de los remedios oficiales producen miles de muertes...
Ah, y creo que ningún terapéuta natural, homeópata o quiropráctico, etc, te incitará a abandonar lo que estés tomando, porque si hace eso entonces es un farsante.
Saludos a todos.
E.T.

Anónimo dijo...

Pues entonces estamos de acuerdo sin matices. Por cierto, parece que tu blog empieza a despertar odios y pasiones, lo digo por los comentarios de tu entrada anterior. Creo, me dirijo a todos los lectores, que uno no debe leer blogs para juzgar al autor, ni siquiera los comentarios deberían ir en esa línea. Un blog está para que el autor se exprese y , por qué no, también se desahogue; y también está para que la gente opine, lea, disfrute, se sienta identificad@, movido, se indigne incluso si hace falta. Cuando ya no apetece leerlo, un@ se va tranquilamente en busca de otros mundos virtuales. Tampoco hace falta despedirse, digo yo.
L.T.

Anónimo dijo...

GRACIAS POR EL APOYO,L.T...
E.T.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...