martes, 7 de julio de 2009

El Orgullo Gay 2009

Como todos los años por estas fechas, se celebra en la capital española una marcha-manifectación que festeja el DÍA INTERNACIONAL DEL ORGULLO LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transgénero), el llamado en Madrid ORGULLO GAY y en la que representantes de diferentes organizaciones intentan recordarnos que aún hoy existe la discriminación, exclusión y violencia a millones de personas que han elegido en sus vidas una opción sexual distinta a la de la gran mayoría y que trabajan para que todo esto vaya desapareciendo... Ahí estaba yo, apoyando la causa y disfrutando del momento, como cada año.
¿Por qué orgullo gay y no “orgullo hetero”?, dirán algunos. Bueno, la noción principal del “orgullo gay” radica en que nadie debería avergonzarse de lo que es o siente, cualquiera sea su orientación sexual. El hecho de que no haya ninguna jornada que celebre el orgullo hetero es evidente. Nadie, en la historia de la humanidad, que se sienta hetero, se ha ofendido o discriminado por ello, nadie insultado ni agredido por besarse en público o encarcelado y asesinado por amar a alguien del sexo contrario.
Como me gusta documentarme, y para los que lo desconocían, que no serán muchos, esta fiesta se originó por los disturbios que ocurrieron en 1969 en un bar gay de Nueva York, el pub en cuestión se llamaba Stonewall Inn. El cuerpo de policía entró para llevar a cabo un control de bebidas alcohólicas. Pero aquella visita fue más allá, los agentes insultaron y agredieron a la clientela y después los echaron a la calle. Comenzaron a salir de forma pacífica, pero algunos se mostraron molestos y opusieron resistencia porque no entendían los cargos que se les imputaban, cosa que provocó una batalla campal que tuvo como resultado algunos muertos y más de 250 heridos. A partir de entonces, todos los 28 de junio y a veces primeros de julio, se celebra este día en recuerdo de las víctimas. Todo esto supuso el nacimiento de muchas asociaciones que defendieron los derechos de los gays…Y desde entonces hasta nuestros días hemos observado muchos resultados favorables gracias a ellos…¿o no?... Si no eres partidario o defensor de la Marcha del Orgullo gay o no te sientes representado como homosexual, es respetable, pero no lo compartiré jamás, porque pienso que este acontecimiento es un grito al mundo, y si nos enmudecemos, perderemos fuerza y tal vez, muchos de los logros conseguidos podrían caer en el olvido o incluso diría más, perderse por falta de unión. En las manifestaciones que sucedieron a los hechos acaecidos en Stonewall Inn se despertó el aspecto lúdico, colorista, carnavalesco, fresco e incluso trasgresor de lo gay, que aún hoy está vigente. Desearon entonces clamar al mundo que ser gay se identificase con la alegría y expresar que ser homosexual no fuera sinónimo de infelicidad, ya la vida te da muchas zancadillas como para que también tu opción sexual sea causa de desdicha.
Muchos han cuestionado la imagen que se da de la homosexualidad en este evento, por ser una fiesta impregnada de colorido y desmadre, y aunque no todos somos iguales, afortunadamente, y no nos sintamos tal vez representados por la mayoría de los que se aventuran a subirse en una carroza, o disfrazarse de romano, de época o de policía por unas horas, observé que no todos los que participaron en el espectáculo eran los típicos gays “más locas”, ni los más atrevidos, elección que respeto enormemente. Aparte de las carrozas más espectaculares, pasearon por las calles del centro de Madrid más de una docena de ellas implicando a partidos políticos, sindicatos y otras organizaciones en las que sus representantes iban “seriesitos” y vestidos de diario, cosa que aburrió al personal allí presente por los comentarios que escuché y que yo misma emití… Porque no hay que engañarse, esta manifestación es una fiesta, como lo puede ser el Carnaval; es un espectáculo de color y de sonido e impregnada de una energía diferente. A mí, si cada año me gusta más, no es precisamente porque falten homosexuales valientes que huyen por no sentirse representados. Lo que más me enorgullece es ver entre el público a personas de todo tipo, familias con niños, ancianos, y muchas pandillas y parejas heterosexuales que se suman a la fiesta para apoyar la causa y no sólo por diversión.
Muchos son los que faltaron a ese acontecimiento, y me refiero a ciertos partidos políticos y representantes de los mismos relacionados con la comunidad de Madrid. ¿Dónde estaban?...si alguien los vio que me lo haga saber. No era obligatoria, ya lo sé, la asistencia, pero me hace gracia, por no decir otra cosa más fuerte, que muchos de los miembros de esos partidos que se encierran de por vida en los armarios llenos de bolitas antipolillas, se beneficien de logros que ellos mismos han negado en sus programas durante décadas.

5 comentarios:

ralladuradelimón dijo...

Como casi siempre estoy de acuerdo hasta cierto punto. Por un lado, prácticamente sólo hablas de gays chicos y por otro te olvidas del gran negocio en que se ha convertido el orgullo. Money pasta guita plata. Bonito origen, beneficios para tod@s, fiesta muy divertida pero sobre todo, un negociazzzzzzzzzzzzzzo.
PD: lo sabía.
L.T.

Anónimo dijo...

Bienvenida Lara:
perdóóónnn, cuando decía gay incluía a las lesbianas y a los transexuales, aunque no tenía por qué ser tan obvio, verdad?...ha sido un error por mi parte...lo siento,jejje.
Mueve mucho dinerito, sí señora, estoy de acuerdo,pero es un negocio que ha supuesto la incorporación de algunas leyes en nuestro país y en muchos otros. Gracias a esa visibilidad, a ese "montaje" loco tenemos la posibilidad de casarnos si queremos, aunque no queramos hacerlo... Yo lo tomo como un día de fiesta, pero en el fondo estoy apoyando otras causas. Hace algunos años, no muchos, en las calles se manifestaban 200 ó 400 personas, ahora hay casi dos millones...apoyando o pasándolo bien...(porque hacer bulto también es apoyar),jejeje...
Yo ni defiendo ni tiro por tierra la fiesta del orgullo gay-lesbiana-transexual, pero es un avance,aunque no todos los avances hayan sido gracias a la fiesta, claro, pero ayuda a la visibilidad y la tolerancia de los que no son ni una cosa ni la otra, que te aseguro es importantísimo para nosotr@s. De hecho yo no pertenezco a ninguna asociación, ya lo dije un día...
Me gustan mucho tus críticas, siempre respetuosas y constructivas ... gracias..
EVA

Anónimo dijo...

Hola Lara:
Perdóóóóón, cuando hablaba de gay, hablaba de lesbianas y de transexuales, aunque debí aclararlo mejor, ha sido un eror imperdonable...lo siento, jejeje
Si, es un gran negocio, pero gracias a ese negocio se han incorporado algunas leyes importantes en nuestro pais y en otros. Yo no quiero casarme, pero tengo la posibilidad de hacerlo si así lo deseo.
Yo tomo la mani como una fiesta a la que voy, aparte de para divertirme un rato, para apoyar. hace años, a la manifectación iban unas 400 personas como mucho, ahora son casi dos millones, muchos de ellos curioseando, otros para divertirse, pero todos hacen bulto y el bulto también se contabiliza (recuerdas cómo engordaban el número de participantes los del PP cuando se manifestaban los del foro de la familia, llevando a todos los niños de familias numerosíiiiisimas??)..pues aquí igual...jejejeje
No defiendo ni echo por tierra la fiesta del orgullo gay, pero es un avance, de eso no hay duda, negocio o no...
Me gustan tus críticas, siempre ayudan a mejorar y madurar sobre lo que pensamos.
gracias
EVa

ralladuradelimón dijo...

Tienes razón, es la eterna historia, como el famoso que apoya una causa benéfica para hacerse la foto, no deja de beneficiar a la causa.Todo ayuda. Y además, ¡¡qué narices!! ¡¡menuda fiestaza!! Es un placer comentar tus entradas .

Anónimo dijo...

Yo soy una de esas personas que no se sienten identificadas con esa fiesta pues la imagen que se da es en muchas ocasiones frívola y desmesurada. Pero oye, aquí cada uno tiene derecho a identificarse o disfrutar de los eventos que le apetezcan.

Entiendo que con tanta opresión e intolerancia sea importante celebrar esta fiesta e ir avanzando poco a poco.

Hay ciertas actitudes que me llaman especialemnte la atención. Me explico. Desde este colectivo lesbiana, gay, bisexual y transexual, colectivo en el que yo estoy aunque no coparta determinada cosas, resulta un tanto contradictorio que se luche contra la discrminación, se pida respeto, tolerancia, etc cuando muchos no están dispuestos a aceptar que un sector no quiera hacer público a los cuatro vientos con quien se acuesta o se deja de acostar (porque esa es la diferencia con los heterosexuales, el amor es el mismo, qué más le das a lo demás con quien estés o dejes de estar).

Además hay veces que entre nosotros mismos nos criticamos por que una chica sea femenina y no vista de forma masculina.
O entre los chicos que exista el papel de pasivo o activo para siempre y no hay intercambio de papeles.

Menos mal que como tú dices no somos todos iguales pero lo cierto es que hay gente así, que o sales de armario, o cuentas tu vida íntima a todo el mundo, o viste de cual o tal manera... etc o pronto ya te están criticando si no obligándote a salir del armario.
Esperanza

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...