domingo, 23 de agosto de 2009

¿Has dejado de existir para alguien?

A menudo el ser humano conoce el rostro más amargo, la muerte de un ser querido, por ejemplo, y en otras ocasiones nos toca asumir algo más grave que la muerte, al menos en mi opinión, porque para mí la muerte es algo asumido y nada terrible. Me refiero a “dejar de existir para alguien”, es decir, que con la magia de no sé qué conjuro te hagan desaparecer como un conejo en un sombrero… y como es casi repentino, tu cerebro no comprende las razones que han llevado a esta extraña situación. Y yo sé que en el fondo nadie puede desaparecer de la vida de nadie. Si has significado TODO en otra época en la vida de ese mago Merlín, si has compartido risas, llantos, momentos buenos y menos buenos, si has crecido mucho al lado de esa persona… puedo aseguraros que no te evaporas, que SIEMPRE vas a estar en la mente y en la vida de ese afortunado mortal que se encontró contigo, que ahora parece relegarte a un plano diferente, tal vez al ostracismo, al destierro.

Recibir señales de humo al menos te da las pistas justas que te harán sentir que la espera no es en vano; pero si el silencio, la distancia y el tiempo se van dilatando, la certeza de que algo injusto está ocurriendo, reaparece. La desilusión y la creencia de que no existes para esa persona regresan y se te adhieren al pellejo. Y vivir el presente a veces no es la única solución, aunque parezca la mejor manera de soportarlo.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Por esas señales de humo se sabe donde está el fuego, pero no mantengas la esperanza porque ese fuego ya se apagó. Ya es mucho tiempo el pasado. Con todo los milagros existen. Yo creo en ellos.
A ver si no hay que tripitir el mensaje.
Iván

Anónimo dijo...

ENCUÉNTRAME dices por ahí arriba. Te encontré en el blog de Susana Benet, la poetisa y acuarelista. ¿No me viste por allí?
Iván

Iván dijo...

Una prueba.

ralladuradelimón dijo...

A veces nos decepciona gente que jamás pensamos que lo haría y, como dices, dejamos de existir para ell@s. Aún así, también debes tener en cuenta que todo tiene su proceso y a veces hay que pasar por ciertas fases para volver luego a la normalidad. Entiendo que hablas de tu ex y del contacto que has perdido pero , como digo, en ocasiones es necesario atravesar ese trance antes de recuperar la relación. Claro que no tengo claro que tipo de relación quieres recuperar, me confunden de nuevo tus entradas. Parece que mandases mensajes subliminales sin cesar. En todo caso, si lo fuiste todo para esa persona, es imposible que te haga desaparecer.

Anónimo dijo...

Yo creo que este blog tuyo existe por esa persona que lo fue todo, aunque veo que o bien no te lee mucho o no comenta nunca, cosa que entiendo pueda desilucionarte y dañarte.
M.T.

Anónimo dijo...

Cuando ves de nuevo a esa persona después de mucho tiempo, esa persona que sientes te ha apartado de su vida, después de ser tú todo para ella, y ves en su mirada, en su porte contigo, en su estar, que no siente ya más que compasión por lo que ocurrió, y te diría más, hasta desdén, te mueres de la pena, y no hablo de que esa persona que ya no comparte contigo su vida deba sentir lo mismo que antaño, no,te parece ya imposible, pero observas en sus miradas indiferencia, y eso es lo más duro.
C.M.

etcetera dijo...

Puede que sí, que tengáis razón en casi todo lo que me decís, que envío mensajes subliminares, pero son simples señales de humo que se desvanecen y dejan de tener sentido para nadie... o eso es al menos lo que siento en ocasiones al escribir...porque no hay apenas respuesta... y eso sí es duro, amigos míos.
EVa

Anónimo dijo...

Ah, sí, Iván, visito de vez en cuando el blog de Susana y te vi, claro, imposible no verte.
EVA

Anónimo dijo...

Desgraciadamente esas señales las recibo yo, la persona a quien no van dirigidas....y puedo decir, que ..........(buscar cada uno un adjetivo) y mucho.
Si, soy Yo....
VC

Anónimo dijo...

Perdón, quise decir un verbo, no un adjetivo.....

Anónimo dijo...

Debe ser muy doloroso que te echen y dejes de imprtar a alguien que en su momento lo fuiste todo para esa persona.
Pero a veces si esa persona en los últimos momentos de tu vida fue muy cruel contigo y no se portó bien es de entender y respetar que la otra no quiera saber nada más de ella.
No todos los comportamientos son perdonables.
Aunque también es cierto que muchas veces apartamos a los que menos daño nos han hecho y a los que son unos aunténticos... siguen estando. En fin, así somos los humanos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...