lunes, 8 de febrero de 2010

QUERERME MUCHO ME TRAERÁ FELICIDAD.

¿¿Por qué me quiero tanto??...

Porque soy la persona más importante en mi vida. Ésa es la respuesta que mejor puede resumir actualmente las razones de por qué me quiero tanto.

La experiencia me ha gritado en la cara que tengo que ser FELIZ... y yo, que soy muy obediente, siempre que se trate de algo grato y eso de estar radiante era algo muy sugerente, he acatado la orden a ciegas.

Instruirse en el maravilloso arte de quererse a un@ mism@ es algo que siempre he perseguido, aunque a veces, por circunstancias ajenas a mí en muchas ocasiones, no me lo he permitido a mí misma. No quiero decir con esto que a partir de ahora no vaya a ser crítica con cualquier eventualidad sufrida en mi día a día. Eso no ocurrirá, ya que pienso que ser crítica con nosotr@s mism@s no es incompatible con la felicidad (casi) plena.

No sé por dónde comenzar, pero diré antes que alguien pueda creer que esto lo saqué de alguno de los libros que hablan de autoestima, que sí, que me apoyo en lo que dicen muchos sobre este tema y lo hago mío, porque es así como me siento ahora. Me he sorprendido a mí misma identificándome con cada una de las premisas necesarias para tener una buena y alta autoestima, así que la suerte está de mi lado. Además tengo cosas importantes que decir y gritar al Universo... y no puedo callarlas, me explotan en el pecho.

1º.- Últimamente veo todo lo bueno que tengo en mi vida y me recreo en ello como haría una niña con un helado en un domingo de primavera. No sabéis qué “subidón” me da sentir que no me falta casi nada en esta vida, que lo tengo todo para ser feliz y que NO DEBO desperdiciar ni un momento para crecer y aprender cosas nuevas.

2º.- Me centro mucho ahora en recordar los logros alcanzados en los últimos años, y no han sido pocos. Eso hará que me esfuerce más aún para alcanzar mayores y mejores éxitos en el futuro. Estoy en ello, con todo mi pensamiento y por supuesto con todas mis obras.

3º.- No me voy a medir nunca con nadie, porque yo soy tan IMPORTANTE y puedo REALIZAR tantas cosas, que compararme con otros sería absurdo y una pérdida de tiempo. Algunas cosas las puedo hacer mejor que mucha gente, otras mucho peor, pero estas últimas no me interesan, porque si otros las hacen mejor que yo, seré humilde, como siempre he sido, y pediré ayuda, que eso engrandece al ser humano, ¿¿o no??... Me centraré en lo que verdaderamente sé hacer bien y así mis frustraciones serán cada vez menores.

4º.- Voy a confiar en mí, porque confiar en mí me proporcionará la fuerza necesaria para seguir adelante siempre. Esto es una teoría muy deseada, y como no quiero que sea sólo eso, una teoría... y la intención es lo que cuenta en todo este negocio que es la vida, yo me voy a repetir hasta la saciedad QUE PUEDO HACERLO y que puedo fiarme de mí misma. Porque, amig@s, no creo que pueda traicionarme, ya sabéis, ahora me quiero demasiado, así que, qué mejor que yo para depositar toda la confianza en mis posibilidades.

5.- Me voy a aceptar tal como soy, con mis defectos, que son muchos y que ahora intento limar con todo el cariño que puedo. Mimo también mis cualidades, para que se motiven y sigan dándome sus frutos, que espero siempre con ansia. Si cometo errores los asumiré y aprenderé de ellos, que para eso estamos en este mundo, y no me flagelaré más por meteduras de pata que ya no se pueden solventar. Eso sí, desde aquí pido perdón humildemente a tod@s los que, sin mala intención por supuesto, alguna vez han sufrido por mis pasos en falso.

6.- Mi felicidad y quererme como me quiero, y este punto es el más importante de esta entrada, NO VA A DEPENDER DE OTR@S. No me siento con la capacidad de responsabilizar a nadie de mi propia felicidad, puesto que es algo que me tengo que ganar yo solita. Eso sí, y lo estoy experimentando, cuando te quieres, cuando te llegas a enamorar de ti mism@, entonces, y sólo entonces, estás preparad@ para amar a otr@s y es cuando aparecen por todos los rincones personas que buscan estar contigo. Es lo más gratificante de quererse mucho, porque al fin y al cabo somos animales sociables y por mucho que nos queramos, siempre necesitamos compañía, si es buena, mejor que mejor.

7.- Me dedicaré el tiempo que dedicaría a alguien que amo mucho, es decir, todo el tiempo del mundo, y me mimaré con la dulzura y la ternura de una madre.

8.- Seguiré desenvolviéndome en mi vida con SENTIDO DEL HUMOR, como siempre he intentado hacer, porque una sonrisa en mi rostro atrae más que una mala cara, lo sé por experiencia. Me resulta curioso que algunas personas de mi entorno piensen que soy negativa. Supongo que la razón está en mi sentido crítico, que a veces se agudiza en exceso y me trae quebraderos de cabeza. Eso les confunde, claro que...me conocen poco... y si no, pregunten a los que más cerca han estado de mi corazón y se sorprenderán.

Con esta entrada deseo exponer al mundo que sólo seré FELIZ cuando yo me lo proponga. AHORA es el momento, mi PRESENTE... que viviré sin dejar de mirar de soslayo al pasado, como siempre he hecho, pero esta vez sin MIEDOS y con la frente muy alta para no perder de vista al futuro.

9 comentarios:

Zaen dijo...

WOW excelente entrada y creo que me quedo corta.... tan humana, tan reflexiva,.... y tan, tan,.... indescriptible.

Lo que has escrito, me ha proporcionado un enorme "subidon". Extremadamente terapeutico. ¿Cuanto te debo por la consulta? :D:D:D

etcetera dijo...

No me debes nada de nada...últimamente estoy generosa,jejeje... Me ha salido directamente del corazón y os lo regalo... Me encantaría que esto que he escrito AHORA... sea real siempre... porque sería "la lelche"...
Pues si supieras el "subidón" que he tenido al escribirlo... todavía me dura y espero que mucho tiempo... Es como un orgasmo del alma... maravilloso...
Gracias por tus comentarios...
BEsitos

ralladuradelimón dijo...

Bueno bueno, te envidio muy sanamente. Sé que son normas básicas para aumentar la autoestima pero según lo leo, voy pensando, esto no se ha hecho para mí, así que os admiro a los que sabéis llevarlo a cabo. Sigue así.
L.T.

etcetera dijo...

Supongo que sí, que son normas básicas para ser feliz...pero no me digas que te explique qué está pasando en mí actualmente, pero ahora me siento así, tal como lo he escrito...Eso sí, me ha costado meses de dolor y de encabronarme conmigo misma...sólo espero que esto se mantenga por mucho tiempo. Intentaré esforzarme para que eso se cumpla, eso sí...
gracias
Besos

Anónimo dijo...

Es una entrada que da muchas fuerzas nada más leerla. Ójala llegue yo auque sea a la mitad de esas normas. Pero sí que anima leerlo y aún más saber que hay personas que sí lo consiguen.

Verónica dijo...

Leo entre líneas autoaceptación, autoconocimiento, autovaloración, no dependencia... y muchas más. Conseguir cubrir esos campos es garantía de éxito porque, el común de los mortales, se pierde en el camino. No se molesta en conocerse, busca siempre alguien en quién apoyarse y cae preso de una comparación social (tan extrema…) que siempre le deja en mal lugar. En este mundo, aquel que consiga mantenerse en pie a pesar de los pesares, gana.

No dudo que esas palabras encierren el secreto del éxito, pero no deberíamos confundir éxito con felicidad. El éxito es una valoración que nos llega desde “fuera” mientras que la felicidad es una sensación que nos sale desde “dentro”. No sé si consigo explicarme; creo que el éxito es dependiente (nadie tendría éxito si no hubiera alguien que se lo reconociera),sin embargo, la felicidad no requiere nada externo, nadie puede interferir en que seas o no seas feliz. No depende de nada más que de uno mismo.

Seguramente la autoestima sea uno de los ingredientes básicos de la felicidad, pero no el único. Creo que la felicidad es más que eso, no sé qué más… pero más.

etcetera dijo...

gRACIAS vERÓNICA
Mira si me has convencido que he cambiado una palabra en el texto, justo la palabra ÉXITO.. PORQUE tienes razón... sé que ha sido cuestión de terminos y para mí es muy importante que éstos digan lo que yo quiero decir y no otra cosa... Cierto que el éxito depende de otros o de circunstancias ajenas a veces...y la felicidad podemos encontrarla muy dentro de nosotros sin que dependa de nadie...
Muchísimas gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

El Exito de la felicidad que está en manos de una misma (es una valoración constante) reside en no caer en la pretenciosidad, al fin y al cabo es la frustración lo que nos hace sufrir. Quererse sí, por supuesto, quererse en la justa medida para no caer en la decepción, ademas eso ayuda a mejorar. La felicidad que nos traen los otros o la vida, ese ya es otro cantar...
bueno, como siempre con palabras escritas siento que me quedo corta...
MJ

etcetera dijo...

gracias, MJ, gracias...muchas gracias por tus palabras.
besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...