miércoles, 17 de noviembre de 2010

La sombra alargada del gigante...

De pequeña yo daba el pecho a las muñecas muertas, y la sombra alargada de mi padre se proyectaba en el suelo como la de un gran oso gigante que acecha cada movimiento de sus víctimas.

Ahora todo parece diferente, encontré una goma de borrar con rico sabor a infancia, y agachada, agachada y triste, froto cada losa que aquella silueta oscureció. Las lágrimas refrescan mi actividad diaria.... y ahora descanso y lloro. Y ahora lloro y descanso.

4 comentarios:

ralladuradelimón dijo...

No sé si me impacta más el texto o la imagen.

Etcétera dijo...

Sí, Lara... el cuadro es precioso, para mí desgarrador y el texto me hace estremecerme, desde que lo escribí..supongo que es como un vómito de otras épocas que surge cada vez que lo leo...
besitos

nieves dijo...

Eva: necesitamos unas vacaciones.......
nieva en granada.
un beso grande.
nieves

Etcétera dijo...

Estoy totalmente de acuerdo....de Madrid al cielo...pasando por Lisboa y el paraíso, siempre "Nievado"
Besos de buenas noches

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...