sábado, 18 de diciembre de 2010

MICROCUENTO: "Siento, luego existo"


“Más tarde, con el tiempo, plantaremos un árbol”, musitó mientras remataba el penúltimo examen de filosofía. Plantar un árbol es comenzar a reescribir una nueva página en tu biografía, y a eso se aferró esa tarde.

Ahora Descartes le parecía un fanfarrón con su “pienso, luego existo”. Fantaseaba, mientras movía la pluma, y susurraba palabras nuevas a la mujer que sólo conocía por una foto que remiraba a cada momento. Imposible concentrarse pensando en aquella mirada.

Tras registrar las calificaciones en el cuaderno de notas, se atrevió a marcar su teléfono. Al otro lado escuchó la voz de un desconocido futuro, de su presente más inmediato, del ahora.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El final suena muy intersante y tentador. Me gusta.
Saludos
Esperanza

nieves dijo...

Te estás haciendo una experta en relatos.........precioso evisssssss, remirando fotos, remirando miradas......recordando......un rebeso de " la princesa valiente "

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho el microcuento. En pocas palabras dice lo necesario para intuir lo que precede y deja las puertas abiertas para especular sobre lo que vendrá después, despierta la curiosidad.

Enhorabuena y saluditos Eva

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...