sábado, 22 de enero de 2011

UN HOMBRE HA MUERTO... de Juan Cervera


Un hombre ha muerto, se llevó mis ojos.

Dime, amor, dime amor: ¿Cómo te voy a ver?

Un hombre ha muerto, se llevó mis manos.

¿Me puedes tú decir, ¡oh, amada amante!,

cómo será posible acariciarte?

Un hombre ha muerto, renunció a mi sombra.

Amor, ¡ay!, dime, amor:

¿En qué rayo de sol colgaré mi sombrero?

Un hombre ha muerto, te dejó mis trajes,

mis zapatos, mi pluma, mis corbatas...

Dime, amor, dime, amor: ¿qué harás con todo eso?

Las corbatas, los trajes, los zapatos,

los podrás envolver y darlos al asilo;

pero dime tú, amor: ¿en dónde encontrarás

al hombre enamorado que acepte hacerse cargo

de mi pluma, decidido a escribir

versos de amor al aire de tu pelo?

Un hombre ha muerto, se llevó mis labios.

Ya nunca más, amor, podré encenderme

de besos en tu boca.

¡Qué terrible es la muerte, amada mía!

Caben en ella todas las amnesias

y todos los recuerdos también caben en ella.

Un hombre ha muerto, se llevó mi vida.

Dime tú, amor del alma, si aún muerto quepo en ti

y así, pese a mi muerte, no moriré del todo

en tanto que tú vivas y me lleves contigo,

incluso hasta la cama con tus nuevos amantes.

Un hombre ha muerto, lo dejó aquí todo.

Dime, amor, dime, dime: ¿cómo entonces

que alguien se fue si no se llevó nada?

Un hombre ha muerto...suponía ser yo.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...