miércoles, 30 de marzo de 2011

A veces me gustaría ser una salvaje...


A veces me gustaría ser una salvaje,

una salvaje solitaria sin que a nadie le importe.


Poder temblar o reír después del llanto

por ver lo que es, por verlo todo

y sentir que no estoy sola.


Poder oír los primeros sonidos del amanecer

retumbar en los muros sordos de mi hogar

y sentir que no estoy sola.


Poder entrever los primeros rayos del sol

advirtiendo que mis sueños no son reales

y sentir que no estoy sola.


Poder observarme en el espejo cada mañana

obligada a sonreír a esa figura que hoy casi reconozco

y sentir que no estoy sola.


Y poder sentir que no estoy sola,

escoltada por la eternidad, en vela siempre,

dispuesta a recordarme que aunque sola

mi afán por esmerarme en esa empresa

será una sublime lucha de titanes

ganada a golpes y golpes de estar sola.

Eva Trigo Cervera

(30 de marzo de 2011)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso, rotundo... Me encanta, amiga. Esa es la primera lección que hemos de aprender, sin esa prueba superada, la felicidad es una quimera. Cuando la tengas aprendida, te darás cuenta que la soledad puede ser también hermosa, y enriquecedora... Lo importante es que estás llena de amor, no tengas ninguna duda. Amor hacia los demás, y amor a manos llenas de las personas que te adoramos. La soledad que tendrás que aprender es la más placentera de todas, la de saber convivir contigo misma, porque tú nunca estarás huérfana de amigos. Porque yo, amiga, NUNCA TE DEJARE... y me consta que tienes más incondicionales. TE QUIERO. M. José.

Etcétera dijo...

Gracias amiga del alma...Siempre en la clandestinidad, pero sabiendo que me sigues los pasos en silencio, un día sí y otro también..................
Sí, ahora estoy en este camino de reencontrarme conmigo misma, cosa nada fácil, pero empresa loable porque da muchas satisfacciones cuando se logran éxitos, por pequeños que sean.
Y sí, amiga, sé que no estoy sola, lo sé...muchos están ahí, cerquita, muy cerquita... no por estar más cerca físicamente se está más cerca,valga la redundancia, mira tu ejemplo.
Tengo dentro a muchas personas que jamás saldrán de mí porque entraron un día y se quedaron, de la forma que sea, siempre estarán, ése es el mayor logro, que se queden. Hoy me siento feliz por ello.
A ti, a ti también, a ella, a ellos, a vosotros, a todos los que un afortunado día pasaron por mi vida y se detuvieron...Gracias por estar ahí, me siento feliz por haberos conocido. Besos a tod@s

laorejadepessoa dijo...

Es verdad, Tú no estás sola...
Tú ERES SOLA...
Gracias compañera de diván virtual.
Besitos de gominolas

Anónimo dijo...

La soledad.....siempre mi mejor amiga, mi fiel compañera, mi mejor amante, la novia silenciosa, la mujer de mis sueños, la perfección hecha arte, la mas besada, la mas amada.......
Comparto y comparto contigo.
Un abrazo
Ajolá

medianoche dijo...

Nunca estamos solos, siempre aunque no lo creas, alguien te espera, te cuida, te sueña, me gusto tu poema de soledad.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...