sábado, 2 de abril de 2011

Canto a la pena muda...

(Mi pequeño homenaje)


Hoy le canto a la pena que es de otro,

a tu pena y a la mía…

como si fuera hoy mía la pena que te ahoga,

y se me incrusta fuerte en costados y sienes.

Penas que no se cuentan porque el dolor lacera,

y me la apropio para que sea menos pena la tuya.

Esa pena no remunerada,

pena que deja de ser pena

para ofrecértela en mano en forma de sonrisa.

Pena por ti, pena por ella…

Esa pena de mar que araña ahora tu rostro,

pena de barco, pena de sal, de sol, de nubes bajas,

tan lejos y tan cerca al mismo tiempo.

Pena de muerte, pena de tregua,

pena, pena...

que deja ya de ser tuya porque se ha ido.

Eva Trigo Cervera

( 2 de abril de 2011 )

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Leer este poema me ha encogido el alma.
un abrazo fuerte Eva.
Ajolá

Etcétera dijo...

Gracias Ajolá por tu comentario.
Dices que se te encogiò el alma, pues como encogida la tuve yo al escribirlo y encogida la tengo desde hace días... A veces las penas de otros duelen más que las propias y siento que si las compartes son menos penas.... Por eso me las apropio, para que disminuyan....
Besos

Anónimo dijo...

Es precioso Eva.
Esa pena ajena que haces tuya en este poema, por grande que pueda ser, forzosamente ha de verse reconfortada tras leerlo. Muy emotivo y sin lugar a dudas sincero.

Saluditos Eva.

Etcétera dijo...

Gracias "anónima de saluditos", siempre compartir penas, tanto como alegrías, anima el alma.
besos

CENICIENTA dijo...

A veces una se pregunta cómo puede caber tanto dolor en una misma vida. Pero que no me lo quiten.
Mi pena me dice quién soy y me ayuda a comprender a quién me rodea.
Gracias por compartirla
Besos de Cenicienta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...