sábado, 11 de junio de 2011

Despoblada como un bosque talado...


Estoy despoblada como un bosque talado

por sierras eléctricas que me chillan al oído

desnuda de hojas

y de brazos de madera con savia caliente

que quisieran abrazar de noche

tu perfil

tu pecho

tus pulmones

pero siento fuerte el destierro en mis hombros

que se derrama brutal y acompasado

sube y baja hasta las sienes

que rugen de orfandad.

Y una voz lejana

que llega de mis tripas amotinadas

me dice que es hora de no hacer más cola en el mercado

que mi número pasó

y que debo elegir ya la fruta adecuada

para comerla en silencio a tu lado.

Tal vez esperé demasiado

sentada en la orilla

mientras sonaban campanas...

ahora “los laureles esperan tu llegada”.*

*(verso de Oscar Wilde)

Eva Trigo Cervera (11 de junio de 2011)

8 comentarios:

nieves dijo...

Pulmones cerrados a falta de aire.....¿dónde estará la otra orilla mi querida eva? dónde. tal vez a la vera de un río.
Un abrazo
Nieves

marta dijo...

"Despoblada como un bosque talado por sierras eléctricas..."
Tremendísima imagen...pero, sabes? hasta en las tierras calcinadas brota de nuevo la vida, sólo hay que mirar con tino, y bajo las oscuras cenizas, bajo las piedras, crecen diminutos líquenes, señal inequívoca que, con paciencia, todo volverá a ser... Una gozada leerte y tenerte como amiga... Gracias Eva!!!!!

Etcétera dijo...

Gracias por el comentario, Nieves, pero quizás no exista otra orilla, aunque yo lo desee con toda mi alma, o quizás la otra orilla la sienta tan lejos en estos momentos, porque las aguas llevan turbulencias que no me permiten poder alcanzarla sin ayuda de un buen salvavidas ahora. A Veces, aunque seas experta nadadora, que lo soy, puedes ahogarte cruzando ríos, y yo no me ahogaré nunca porque mis lágrimas salen hacia fuera siempre y me salvan. Otro abrazo para ti.
Y a ti, Marta, gracias, y bienvenida a esta pecera donde me zambullo y refugio con total libertad en momentos oscuros y también en ratitos claros y limpios. Es mi rinconcito caliente……..Sí, sí…claro que siempre hay un brote escondido en algún lugar del río, bajo una piedra, que te recuerda que todo puede continuar o comenzar de nuevo. Eso sí, antes hay que arrancar de cuajo las malas hierbas, las que te han dado mala sombra, para que así entre la luz y esos brotes crezcan….siempre hacia el cielo. Besos

silbante dijo...

En la turnomatic de la vida, a veces nos toca el número que no sale, sí, a lo mejor para sacarnos de la fila y de la espera de algo que no era.
Un beso Eva :)

Etcétera dijo...

Silbante, lo peor no es que te saquen de la fila, lo terrible es cuando te sacan de la fila a empujones suavitos, de esos que no percibes hasta que te ves otra vez al final de ella. Cosas que pasan...besos, y gracias por tu visita. Me paso pronto por tu rincón.
EVa Trigo

nieves dijo...

SIEMPRE, SIEMPRE hay otra orilla y muchas veces se alcanza. Tú y yo sabemos de eso.
Te abrazo
Nieves

Zaen dijo...

OJU MUJER¡¡¡¡¡¡ Poema digno para coger prestado para mi blog ¿Puedo? :D:D:D:D

Abrazos mil.

Etcétera dijo...

Gracias, Zaen...te lo presto... Claro... Dale publicidad que para eso están los blog, para comunicar y expresarse desde el alma.... Besitosssss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...