jueves, 26 de abril de 2012

Soy un pájaro que busca su árbol...


   


 Soy un pájaro que busca su árbol. Un pájaro de nadie que vuela sin detenerse porque no sabe ni puede. Un pájaro minúsculo con minúscula vida, que no acierta a ver esas ramas frondosas, ramas-nido, ramas-cobijo, donde posar sus patas frágiles y ovillarse por fin rendido ante el destino. Un pájaro urbano con plumas de colores que espera mientras sobrevuela casi a ras de las copas ese sueño infinito y esos besos eternos.
Mi identidad de pájaro frágil, hoy me hace más vulnerable que nunca a los vuelos de otros.  



Soy un pájaro de nadie, un pájaro libre pero con la libertad resbaladiza del que se sabe preso. Las alas se impregnan de presente que pesa. Me revuelvo, revoloteo loca para salir airosa de esa jaula que es a veces la vida, y con minúsculo pico y uñas afiladas, me retiro la pátina rancia que quedó del pasado. Entono una canción nueva para despertar a las flores, y despliego las alas que escondía en mi espalda. Los omóplatos son ahora preciosas alas blancas, azules, verdes, rojas, multicolores alas, que se abren a la vida que espera en aquel árbol. Mi árbol, el de siempre, el que espera callado, silencioso, paciente… enamorado.



El pájaro yo



ME llamo pájaro Pablo,
ave de una sola pluma,
volador de sombra clara
y de claridad confusa,
las alas no se me ven,
los oídos me retumban
cuando paso entre los árboles
o debajo de las tumbas
cual un funesto paraguas
o como una espada desnuda,
estirado como un arco
o redondo como una uva,
vuelo y vuelo sin saber,
herido en la noche oscura,
quiénes me van a esperar,
quiénes no quieren mi canto,
quiénes me quieren morir,
quiénes no saben que llego
y no vendran a vencerme,
a sangrarme, a retorcerme
o a besar mi traje roto
por el silbido del viento.
Por eso vuelvo y me voy,
vuelo y no vuelo pero canto:
soy el pájaro furioso
de la tempestad tranquila.

(Pablo Neruda)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Oh! Me llena de ternura ese pajarito frágil, saltarín, cambiante, lleno de luz ... Y tengo la seguridad que en algún lugar del mundo hay un árbol florido mirando el cielo, esperándole. Osea que .... en cuanto sople un poquito de viento abre esas preciosas alas y muestra al mundo tanta belleza escondida.

Un abrazo, amiga.
Laura

Laura dijo...

Cuando disfrutes sin más de tu vuelo, encontrarás una rama para descansar.

María dijo...

Espero que ese vuelo no sea una huida.
Vuela libre, somo siempre has hecho, verás cómo el aire choca en tu rostro y ves las cosas a partir de ahora de otra manera.
una abrazo suave.
María

Etcétera dijo...

Estoy sacàndole brillo a mis alas, quiero que brillen con el sol. Necesito calor. Pronto reanudaré el vuelo... Nunca se olvida. Soy un pájaro, no olvidéis eso.bienvenida al club, Laura.
Abrazo...
Etcétera

Etcétera dijo...

Sí, estoy segura que ese árbol me espera...y lleva mucho tiempo hacièndolo....
Besos, amiga.
Etcétera

Etcétera dijo...

No sé si es una huida... Pero mi instinto me hace desplegar las alas y alejarme del suelo cuando en tierra firme sólo hay arbustos con ramas más frágiles que mis patitas... Necesito que ese árbol soporte al menos el peso de mi corazón....

Victoria dijo...

Pájaros, árboles, olas, playas, brújula, norte...

Encontrar o buscar?
Andar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...