martes, 4 de diciembre de 2012

El fin del mundo va a llegar...




Los mayas marcan el día veintiuno de diciembre de dos mil doce como el  fin del mundo, justo cuando mis vacaciones comienzan, hay que fastidiarse. No podré descansar antes de que todo esto se acabe.

Unos dicen que una catástrofe se cernirá sobre nuestras cabezas; por lo visto se estampará sobre la Tierra un planeta llamado Nibiru, que por cierto tiene nombre de marca blanca de frigorífico.

Otros especialistas en predicciones aseguran que todos los seres que pueblan la Tierra ( como si en el Universo sólo existiera el planeta Tierra… ¡qué egocéntrico es el ser humano! ) sufrirán transformaciones físicas visibles. Yo por si acaso me pido el pack completo: tener el cuerpo de Sharon Stone, el coeficiente intelectual de Marie Curie, el corazón de la Madre Teresa de Calcuta y para terminar, un fondo de ojos nuevo, con retina de marca.

Y ahora, hablando en serio, como “el milenarismo va a llegar” y seguro que me coge en bragas, con la despensa vacía (esto no es una novedad) y sin tener los deberes hechos, desde este humilde rincón del planeta (Tierra) quiero despedirme, por si no nos volvemos a ver más, dando las gracias a todas las personas que intercambiaron conmigo genes, sangre, sudor y lágrimas, y compartieron sonrisas, besos, abrazos, calorcito humano, una botella de vino y hasta tenedor y alguna ración de ensaladilla rusa.

Hoy siento más que nunca la imperiosa necesidad de reconocer la labor que hicieron conmigo mis mayores, esas mujeres y esos hombres que me precedieron. Agradezco cada gesto que tuvieron para crear lo que ahora soy, la materia que utilizaron para dar forma a mis sentimientos, los colores que eligieron para rellenar mi ánimo y los olores y sabores que mezclaron para dar al conjunto ese toque personal, entre canalla inconformista e inocente niña que se sabe ajustar a cualquier molde.

Aplaudo a las mujeres de mi infancia, que supieron manejarme con tanta soltura y dejarme hacer a voluntad, sin necesidad de disfrazarme de otra persona; también a los hombres que fueron testigos de mi crecimiento,  los que estuvieron y que dejaron la huella del esfuerzo y la responsabilidad en mis sienes, y los que se ausentaron temprano porque la historia los borró del mapa antes de tiempo.

Como tengo la esperanza de que todo sea un cuento chino, o mejor dicho, maya, me voy a agarrar con fuerza a los pronósticos que unos profetas de saldo lanzan estos días sobre el supuesto fin del mundo. Aseguran que una nueva era se inicia, que la Humanidad debe estar dispuesta a hacer transformaciones en su vida y en su conciencia para adaptarse a los cambios que sufriremos.

Y ante todo pronóstico apocalístico lograré seguir siendo yo misma después de toda esta historia, o quizás en versión mejorada, si me esfuerzo. Comenzaré una nueva película de mi vida, porque sé que es mi deber, y porque no podéis negarme que en estos tiempos que corren, no hay nada mejor que NACER DE NUEVO…

                                  "El milenarismo va a llegar"... con Fernando Arrabal como profeta ébrio.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

He leído ya varias entradas sobre este tema pero las que quiero leer son las del día 22, si seguimos aquí, nos habrá tocado la lotería...o no....hoy he soñado que nos dábamos un gran abrazo, cálido y sincero.

lu-zinh@ dijo...

Uhmmm...se vai terminar,que termine bem jajajaja

Adorei!
Faz-nos pensar em tudo e ainda mais nos dias de hoje,onde já é raro encontrar valores no ser humano que valem ouro e fazem toda a diferença..venga,se vai mudar que mude para melhor...a vida de cada um é como se fosse um teatro,por isso devemos aproveitar bem cada momento sendo o melhor possivel como ser humano sem esquecer de sorrir e de assistir ás pequenas maravilhas da vida e do dia dia,um dia destes as cortinas se fecham,o espetáculo termina e ficam batendo palmas todos aqueles que fizeram parte de você...e esta hem!

TQ mes mes mes
Luna

Etcétera dijo...

Y con quièn he tenido el honor de abrazarme en sueños???... Anónimusssss

chris dijo...

Pues yo me pido el cociente intelectual de Sharon Stone, que aunque te parezca mentira es probablemente el más alto de Hollywood y debe andar cercano al de Madame Curie....por 130 creo que anda.
Claro que además de un buen cociente (se calcula dividiendo, de ahí que sea cociente y no coeficiente) intelectual y un buen cuerpo, me pido una buena inteligencia emocional.
Del cuerpo, me vale el mío pero en su justa medida...es decir 70 60 100...vamos, lo que tenía yo antes de tanto accidente, atropello y artrosis...

Me imagino que a partir del 22 no te veré el pelo. Bien sea porque se ha acabado el mundo o porque estás de ruta por la península, así que brindaremos por lo que haya ocurrido a tu vuelta.

Un abrazo cálido

lu-zinh@ dijo...

Uhmmm... interessante será esse dia 22 ;)

*espero que o sonho do abraço cálido e sincero se realize

beijos
TQ mes mes mes

Etcétera dijo...

Definición de la RAE: 1. m. Psicol. Cifra que expresa la inteligencia relativa de una persona y que se determina dividiendo su edad mental por su edad física.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados
No me importa cómo lo llamen, se suele utiilizar indistintamente una u otra palabra. Es màs, una vez calculado el cociente, se divide por 100 ese numerito y es ése y no el cociente que da, el resultado de nuestra capacidad intelectual...asi que, yo por lo que pueda pasar se lo dejo a los psicólogxs, que yo sólo manejo alumnxs y no numeros, que por otra parte siempre he detestado.
Vamos a dejarlo en CI, como siempre lo he llamado y así no habrá problemas.
y a esperar al 22 a ver qué ocurre. Si, sí conocía la capacidad intelectual de la "Charo" pero quería repartirla con las amigas... pídete tú su CI... Y como te da igual su cuerpo, me lo pido yo, vale?...
Besitos
Etcétera

Etcétera dijo...

Yo espero que se haga realidad MI sueño...querida Lu... Jeje...
Beijos e mais

Etcétera dijo...

Yo soy la que se queda batiendo palmas ante este comentario... Me ha emocionado y ha hecho que sonría para muchos días.
Esperemos que después de ese 21 de diciembre, en los cambios que yo sufra sigas estando tú.... Y no digo más
Mes y mes... Jajajajaja.... Ya sabes
Un beso especial
Etcétera

Etcétera dijo...

Ah, y que los cambios no se sufran ... Sino que se disfruten en buena compañía, por supuesto.
Mais Beijos

Anónimo dijo...

Yo también lo espero, quizá algún día.

Butterflied dijo...

Pues yo me pido que sigáis siendo todas tal cual, que a mí me gustáis así (para mí me pido un poquito menos de culo y barriguita, pero ya está).

Y no le deis tanta importancia al CI, ya sea cociente o coeficiente, que las personas no somos números. Que midieran el mío en 148 sólo me sirvió para exigirme, exigirme y exigirme y acabar muy jodida. Todavía me estoy exigiendo...

Besitos apocalípticos.

Etcétera dijo...

estoy contigo en que no es más que un número. Muchos de mis alumnos y alumnas no sobrepasan el límite exigido para estar en la media...y a mi plim...yo parto de lo que saben hacer para ayudarles a superar barreras. Fuera etiquetas, al menos las feas, las que encasillan...y viva el cola-cao...jajajajajaja
besos y gracias por el piropo, guapa.....................

María Veces dijo...

Pues ya que el día 21 esta a la vuelta de la esquina, la verdad es que tu post me anima aún más a disfrutar del presente, algo que había olvidado y que estoy llevando ahora a rajatabla. Me ha alegrado descubrir tu blog.
Besos
M

Etcétera dijo...

Gracias por tu visita une alegro que hayas sacado algo de partido a este post. Yo, al igual que tú, estoy haciendo un gran esfuerzo por vivir el día a día, màs ahora sabiendo que el fin del mundo està (o puede estar) al doblar una esquina.
Carpe diem!!!!...
Besos, María Veces
Etcétera

Anónimo dijo...

Pues mira qué bien que no me va a coger en bragas, porque se ve que augurando lo que iba a pasar, dejé de usarlas hace muuuuuucho tiempo....jajajajjaj
Besos
Pv

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...