jueves, 21 de febrero de 2013

La amistad es como mi frasco de galletas...



Amistad (del latín amicĭtas, de amicus, amigo, que deriva de amare, amar) 

La amistad es como ese gran frasco de cristal que utilizo desde hace unos meses como recipiente de galletas surtidas. En estos últimos tiempos he adquirido varios tipos de galletas, unas más finas y crujientes, otras con más salvado de lo normal, otras decoradas con dibujitos y algunas cubiertas de chocolate. Todas reposan dentro, un poco revueltas, pero con la misma condición de galleta, con alma de galleta, ricas y dispuestas a ser degustadas por mí cuando preciso de un momento dulce. 
Hay algunas que con el tiempo se han ablandado y están hechas trizas. No me importa. Se me ofrecen igualmente deliciosas y me saben bien. Otras, olvidadas en el fondo, se han endurecido. A estas últimas nunca consigo hincarles el diente, es imposible, por más que lo intento. Cuando apenas quedan unas cuantas en la base, siempre repongo el frasco antes de que quede totalmente vacío. Adquiero nuevas galletas, frescas, gustosas y con olores nuevos, que vuelco, cubriendo a las que quedaron dormitando desde el principio. Ahí siguen, mirándome con desdén cada vez que abro el frasco y seguras de que quedarán sanas y salvas para siempre. Las remiro a veces con pena porque pensándolo bien, si quedaron atrapadas en el fondo del bote es sólo porque fueron elegidas las primeras y me gustaban tanto que quise tenerlas para siempre. Se endurecieron muy pronto y ahora casi no parecen galletas; más bien parecen adornos de barro que sólo sirven para ser contemplados.


Lo más triste de una galleta es que olvide que es una galleta y no haga su papel de encantar a aquellas personas que la escojan.  

Un día voy a tumbar el frasco de cristal, esparciré con mucho cuidado todas mis galletas sobre la mesa, las removeré bien y las cambiaré de lugar dentro de ese espacio transparente donde jamás se podrán esconder de mí. Después comenzaré de nuevo.  

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta...e quem prova escolhe LU,a melhor galleta...a vida é como uma caixa de chocolates,vais vivendo,vais comendo um a um e se amanha voltares a comer o mesmo ele poderá ja ter outro sabor...somos feitos de mudanças constantes e ha que saber apreciar tudo isso rodeada dos que vivem no nosso segundo esquerdo ;)(corazon).

Muach
la galleta LU

Etcétera dijo...

Yo escojo Lu para todo, por supuesto, la galleta que nunca estará en el fondo del frasco porque eres la más selecta y especial.
Besos de galleta
Etcétera

chris dijo...

Revisar el tarro de galletas es algo que deberíamos hacer periodicamente. Hay algunas que ocupan mucho sitio sin que aporten nada o al menos, nada positivo.
Cuando detectamos que ya huelen a rancio, mejor apartarlas no vaya a ser que nos amarguen a nosotras y al resto de dulces galletas de nuestro hermoso tarro.

Besos!

Etcétera dijo...

Tienes toda la razón, porque la amistad, al igual que cualquier galleta rica, no debería oler a rancio.
Besos
Etcétera

Jam lo intenta dijo...

Y yo te pregunto, qué es la amistad??

Anónimo dijo...

A amizade:
Eu tenho poucos amigos mas bons,cuido deles com todo o meu amor,sao as flores do meu jardim,e para que estejam sempre bem bonitas,tenho de as regar,adubar,mimar,...etc,...
A amizade para muitos na minha opinião é uma coisa como outra qualquer,é como somar pontos,por isso é que eu digo que tenho poucos mas bons,sou oito ou oitenta,gosto ou não gosto,não ha meio meio,sou pão pão,queijo queijo,estou para o bem e para o mal,mas estou ;)))...dou tudo de bom aos meus e aos demais porque a vida assim me ensinou,não espero nada em troca,se dou tenho consciencia que este acto me faz bem e feliz.

Muita paz e muito amor
muack

lu a melhor das galletas
jajajajajaja

Etcétera dijo...

Al pan pan y al queso, queso? Eso suena rico rico.

Anónimo dijo...

Pão pão,queijo queijo...isto quer dizer que não digo amén aos meus amigos,e não quero que me digam amén só para me deixar feliz...
Et voila!

Hormiga dijo...

yo es que soy más de bollos :-)

Etcétera dijo...

Uy, yo también, pero eso es un tema diferente. Los bollos, o el bollito que a mí me gusta, no cabría en ese frasco de cristal.
Besos y bienvenida a esta pecera.
Etcétera

Etcétera dijo...

Uummm, vamos a ver.... He estado ocupada con actividades domésticas y ahora quiero responder a esta cuestión tan crucial para mï, y veo que para muchas otras personas............
La amistad es ese frasco de galletas, creo que ya lo he dicho, donde mezclo varios, y son muy pocos, tipos de este dulce capricho. Pocas galletas pero surtidas, diferentes todas y queridas por mí tanto unas como otras. Las que se ponen duras en el fondo, olvidé decir, al volcar el frasco y revolverlas todas y volver a volcarlas dentro, vuelven a ser objetivo prioritario cuando estàn encima. Sólo es cuestión de tiempo y de coincidir en el momento. Lo que quiero decir es que no quiero que olviden que son importantes estén donde estén o se hayan puesto un poco duras o blandas. A veces me gustan tanto que sólo las huelo y no me las como.

Bueno, y hablando en plata y sin metáforas, la amistad es muy valiosa para mi, por eso tengo pocas amistades... las justas y necesarias. Amistades del alma, las llamo yo, y a las que sin problema alguno puedo decirles que las quiero sin que nadie se ofenda o se confunda.
Creo que hay que tener muy abiertos el alma y el corazón para entender esto.

Conocid@s much@s, amistades pocas. No quiero decir con esto que de es@s conocid@s no salga otr@ amig@ del alma, pero con el tiempo, una caña y mucha complicidad.
Las amistades no te fallan casi nunca, y digo "casi" porque si te fallan es de forma involuntaria y siempre acabas perdonando esos errores de fábrica.
Confieso que por esos amig@s del alma yo daría algún órgano e incluso la vida en una situación límite. A veces es tan fuerte lo que sientes por esas amistades que puedes ponerte en su piel y sentir su dolor, su congoja o sus risas. Y no estoy confundiendo la amistad con el amor, aunque ya sabemos que comparten raíz.
Eso sí, los sentimientos o lazos de amistad suelen ser o deberían ser casi siempre recíprocos. Y aquí vuelvo a repetir "casi" porque puede ser que vuelques sobre otras personas un cariño incondicional que no es correspondido como te gustaría. Esto no deberia importarme, pero me importa y hasta me entristezca mucho, ya que hago mucho hincapié en la incondicionalidad de la amistad verdadera.
Estaría hablando de la amistad horas y horas, pero tengo que mandar un mensaje a una amiga que no lo está pasando muy bien.
Besos
Etcétera

Anónimo dijo...

"Los últimos serán los primeros en el reino de los cielos..." Eso te pasa por guardar las galletas en frascos de cristal. Abre el paquete, cómetelo pronto y verás como ninguna se rompre ni se pone dura.
Besos P.V

Etcétera dijo...

Jajajaja.... Hasta las duras me comeré, mojadas en colacao deben recomponerse, jajajaja
Besos
Etcétera

Anónimo dijo...

Seré yo una galleta del fondo, amiga..? Jajajaj. Me encanta tu escrito, nuevamente. La metáfora... Y como siempre todo lo que dices entre líneas....!!! Que yo te conozco muy bien.!!!
Bss desde el fondo del bote. Te quiero mucho!

Laura

Etcétera dijo...

No te preocupes, he volcado en la mesa el frasco de galletas y ahora estás más a mano.
Jajajaja
Besitos
Etcétera

Blau dijo...

Yo prefiero ser un helado. Qué haces con los helados? jajajaja

Etcétera dijo...

Mmmmm, jajajajaja, los helados me los suelo comer muy muy despacio para que nunca se terminen.
Besito de helado

Butterflied dijo...

Qué gran metáfora y cómo iba reconociendo a gente de mi vida y le iba asignando cada "tipo" de galleta. Me quito el sombrero.

(A mí últimamente me gustan mucho éstas que te venden, sea la marca que sea, con el apelativo de "digestive", con tantos cereales... Pero mis preferidas siempre son las que tengan chocolate dentro, estén bañadas de chocolate, recubiertas, pepitas de chocolate... ¿Me gusta el chocolate? Naaah, qué vaaa...) :P

Etcétera dijo...

Las amistades-galletas "digestive" son las que te hacen la vida fàcil.
Las rellenas o rodeadas de chocolate son las amistades dulces, que te despiertan sonrisas en cuanto piensas en ellas.
Hay tantas galletas diferentes como amistades.... Y todas las quiero por igual... Jajaj... Mmmmm
Gracias por pasarte por aquí, guapa
Besitos
Etcétera

Lenteja dijo...

Bueeeeeeno, metáforas aparte...que sepas que además de bizcocho, las galletas de jengibre tampoco me salen mal. jejeje Yo no tengo bote de galletas porque no me da tiempo a almacenarlas, que soy una gumia.
Qué maravilla cuando te entiendes sólo con una mirada con esa amistad de años, cuando tu dolor es suyo y su alegría la tuya.
besos.Lenteja

Etcétera dijo...

Adoro las galletas de jenjibre.. Mmmm...
Aparte de las galletas del Ikea, que me encantan, este verano hice formitas con masa de galletas que trajo una hermana. Fue una tarde deliciosa!!!. Enséñame a hacer galletas de jenjibre, porfiiiiii
Besitos
Etcétera

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...