domingo, 30 de junio de 2013

La gota de lluvia




Fue un año terrible. Desórdenes y traiciones llenaron mi mochila. Deambulaba  muy perdida con aquel peso a la espalda cuando en el mes de mayo sentí algo sobre mi cabeza.  Una gota de agua cayó, resbalando  muy despacio hasta mi frente. Venía directa de una pequeña nube que tenía justo encima y que durante semanas pareció perseguirme. Por eso notaba tantas sombras a mi alrededor, por eso no percibí que la primavera se había instalado y por eso me notaba yo tan oscura esas últimas semanas. Me estaban llamando la atención y sólo se me ocurrió pensar que el tiempo estaba un poco loco.
El hilillo de agua,  esa gota de lluvia, esa gota de vida, se alojó en mi frente durante muchos días. Parecía tener recelo por mostrarse, así que se quedó ahí agazapada esperando el momento de descender. Un buen día, se esforzó tanto, tanto, que aprendió a deslizarse por mi piel, poco a poco resbaló hacia mis labios, no sin miedo, que la esperaban con cierta expectación. No conocía a esa gota y esperé prudentemente hasta que sentí un susurro de agua en mis labios.  
Mi nariz, curiosa como siempre, la olfateó y husmeó como un sabueso experto, con el único fin de reconocerla más adelante, al día siguiente, siempre.
Más tarde, la gota se escurrió tímida hacia las comisuras de mis labios, y allí descansó lunas enteras. Hacía mohines porque me provocaba cosquillas. Mi boca se curvaba hacia arriba, hacia abajo, e  inflaba los carrillos estallando en risas de colores a cada inspiración.
La traviesa gota había ganado confianza y la dejé entrar. Chapoteaba juguetona con mi saliva, haciendo que bombeara vida a cada instante.
Ahora me entretengo saboreando la transparente gota  como si fuera un caramelo de oxígeno.
Y habita junto a mis órganos aquel frescor que un buen día aquella nube me brindó.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Uau...que sede dessa gota!!!
Adorei,acho super misterioso e intrigante...não consigo ler entrelinhas mas parece que ha algo entre elas...?!?!
TQ
Beijo doce de uva

Etcétera dijo...

Nada entrelineas... Bueno sí, muchas gotas frescas. Antes de mayo ( pasado ) hubo sequía. Y llegó el agua de mayo "como agua de mayo", jajajaja
Besos de lluvia

nieves dijo...

Ves? No siempre las nubes son nubarrones...
Besos
P.V

chris dijo...

Ay, las gotas!!! jajajajajaja

Hala! a disfrutar de el frescor y la dulzura en perfecta simbiosis.

Besos y un abrazo.

Butterflied dijo...

Me quitaría el sombrero si llevara uno puesto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...