viernes, 6 de septiembre de 2013

La vida no es juego...




Que la vida no es un juego ya me di cuenta hace mucho. Y aunque la vida también tenga ciertas reglas que debo respetar y aceptar por mi bien y por el bien de las personas que más quiero, de un tiempo a esta parte me las he saltado casi todas; incluso la regla básica de “comer y dormir lo necesario” ha sido mancillada por mí, con eso lo digo todo.    
He dado vueltas al tema del pasado, del presente, del futuro, al tiempo en general, durante algunas semanas, algunos días, algunas horas, momentos, instantes… el tiempo es tan relativo. ¡Cuánto te limita pensar en el tiempo! Condiciona tus pasos y te hace a menudo caminar como un pato mareado, zigzagueando. Mi cabeza está a punto de estallar, no he dejado de profundizar en este tema desde que terminé las vacaciones, ya no puedo analizar más, ya es ( casi ) suficiente, aunque nunca es suficiente, pero es tal la cantidad de cosas que estoy colocando sobre la mesa, que necesito un respiro ( un suspiro más bien ) para organizarlo todo, colocar piezas sueltas, ajustar tornillos que estaban sueltos y tirar a la basura todo lo que no he necesitado hasta ahora para ser feliz.
He llegado hasta aquí yo sola. En el camino he creído perder muchas cosas, pero en realidad no han sido pérdidas, porque gracias a esos aparentes descuidos, a esos extravíos que lloré en su momento, ahora estoy AQUÍ… y ha sido entonces cuando me he dado cuenta ( de repente ) que el pasado no se vuelve tan turbulento ni pesado. Y en ese preciso instante es cuando descubro que nada ha sido en vano, que todo lo que pasó es importante para que HOY pueda reconocer y disfrutar lo que tengo o puedo llegar a tener. El tiempo pasado ha sido un camino que ya recorrí y que idealicé demasiado en algunas ocasiones, pero ahora no es más que una gran obra de teatro que me monté yo solita y que me creí “a pie juntillo”. ¡Qué estupidez!
Suerte que la realidad me haya golpeado en estas últimas semanas como merecía. Gracias a eso me he despertado en medio de un escenario vacío y no he visto a nadie a mi alrededor, nada de lo que inventé existía. Todo era mentira, pura invención mía. Yo era la única actriz en el guión que imaginé. El pasado hizo mutis por el foro y me dejó aislada, sola con mi presente… y ahora miro, con los ojos entornados, mi futuro más próximo.
Me siento dichosa porque por fin le reconozco al presente la importancia que debe tener. Creo que he descubierto que lo fundamental NO pasó todavía. Lo importante está por venir. Lo importante está ocurriendo ahora. Se está fraguando algo crucial y debo estar muy atenta y abierta para no perdérmelo. Por fortuna, toqué un resorte invisible y mágico y… “et voilá”, el conejo salió de mi chistera.
No quiero perder la capacidad de ilusionarme de nuevo, de vivir mis sueños más hermosos, los sueños últimos, los más recientes, los sueños presentes. Y me niego a que el pasado, mi pasado, sea un impedimento para caminar erguida por esta autopista a veces peligrosa que es la vida. 

10 comentarios:

Jam lo intenta dijo...

Te he leído tantas veces decir lo mismo o parecido...Ojalá cada una de tus palabras de este post te empujen hacia delante y consigas lo que te mereces, ser feliz. La vida no es un juego...es una tómbola.

Etcétera dijo...

Esta vez sí, porque me quiero tomar muy en serio cumplir mis nuevos sueños. Debo ser consecuente para ser feliz.
Gracias por el coment
Abrazo
Etcétera

nieves dijo...

Debes de ser la principal actriz en el guión de tu película, después vendrán los secundarios que serán bienvenidos si traen un panecillo crocanti debajo del brazo...el casting debe de tener un plazo.
Vamaría, da el salto pronto, que mira que las amigas te dicen que ya te han leído el mismo argumento, y tú das para mucho más. Ríete del mundo.
besos
P.V

Lenteja dijo...

Bueno,vale, la vida no es un juego... pero todo es más sencillo cuando la percibimos como si jugaramos, (casilla adelante casilla atrás pero en una dirección. Con frivolidad, con seriedad,con buen rollo,con reglas o juego libre...con nuevas jugadas, empates, avances, retrocesos.) Creo que lo único importante es tener los dados, baraja o juguete... en tu mano. Que me da a mí, que va a ser eso lo imprescindible, lo demás ya se verá, compañera...

chris dijo...

Me gusta leerte así y ojalá te enfoques en eso que comentas. Ojalá percibas realmente que lo que venga será bueno, tan bueno o más que lo pasado por el simple hecho de que todavía no lo has vivido...

Un abrazo ETC!

Etcétera dijo...

Más un reírme del mundo... Le sonreiré para tener un aliado.
Besos

Etcétera dijo...

Pues entonces, comencemos la partida, que la vida son dos días y hay que vivirla sí o sí.
Besitos, Lentejita

Etcétera dijo...

Desde muy niña he pensado que lo que viene siempre serà mejor. Aunque a veces parezca negativa, en el fondo no lo soy... Jajaja
Besitos

Anónimo dijo...

Hablar de la vida nos llevaría toda ella y quizás perderíamos el vivirla. Los poetas acompañan nuestros tránsitos vitales y tu te acompañas de ellos. Así que me permito añadir este verso de Pasternak a tus palabras.

"Mi hermana la vida

Hoy mi hermana la vida
se lanza
contra todos en lluvia torrencial"

Recuerda tu vuelo pájaro azul.

Etcétera dijo...

Bienvenida de nuevo después de tanto tiempo.
Y gracias por recordarme que siga volando. Recordaré, de paso, que viviendo MI VIDA podré llenar de vida a los ( y las ) que me miran ahí abajo.
Besos azules

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...