jueves, 26 de mayo de 2011

Mi casa no es mi casa...


En mi casa hace un calor plomizo


calor de pan caliente


y aire acondicionado


tengo un hogar unipersonal


los muros de esta casa son de cartón piedra


cajas llenas de nada


cajones casi huecos


hay ruidos que no se oyen pero escuecen


es el silencio


tu voz


la mía…


se abre y cierra el frigorífico


vacío de ilusiones


la cafetera silba un café inexistente


la lavadora se sale de su sitio


los vecinos trasnochan


las botellas vacías se arrinconan heridas


me comí todas tus magdalenas


todos los bizcochos que hicieron tus manos


el grifo suena y suena a vela muy caliente


y no puedo cerrarlo


y la bañera


con su grieta me grita


que los baños no están preparados


que se quedaron mudos


que se han ido



mi casa no es mi casa


pero la siento mía


es una casa vieja


es una vieja casa


aún me siento refugiada


en unos brazos que se fueron temprano


huyendo con la maleta llena


de sueños esbozados




mi casa no es mi casa


es una prostituta a la que pago de forma rigurosa


y me acoge de noche entre sábanas limpias




mi casa no es mi casa


pero la quiero igual que si la hubiera parido




mi casa no es mi casa


pero qué importa eso


nunca será mi casa


y la siento de plomo


me besan las paredes


sin fotos personales


y el feo gotelet


me araña el alma cuando hago la cama...


por eso no la hago


la arruga de la colcha


me recuerda


a los pliegues de tu cuelllo


la bisagra me chilla


que estoy arrepentida


el papel de la lámpara


susurra como el viento


y cuando meto en tu ojo


que me observa de lejos


la llave de mi casa


hasta el viejo cerrojo


me da la bienvenida


las paredes me escuchan


los libros me sonríen


los cajones que no cierran


me ofrecen sus vergüenzas


he tenido muchas casas


casas que no he tenido


casas inconformistas


casas frías, ardientes


casas que me han ahogado


casas que han desaparecido


he atravesado muros para escapar de ellas


de otras he salido corriendo


como si me dolieran


y de alguna llorando


como una niña muerta


todas han sido mías


aunque no fueran mías


en unas he nacido


saliendo de mi útero


y en otras me han matado


el amor propio


en unas han sonado campanas


de boda, de catedrales


y tu respiración


como verso asonante


a bizcocho casero


me ha sabido


a jabón


y a patio de la infancia


me olieron tus flores en verano


la más a sexo puro




a veces he sentido


un lazo indestructible


estando en esas casas


que mías nunca han sido


las he amado a todas


y ellas me han tenido


me prometieron ríos, agua, vida,


soles, lunas, estrellas


y el cohete ha zarpado


con prisa y se ha perdido.


(27 de mayo de 2011)












6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡joder! Perdón por la expresión pero es lo que ha salido de mi boca al acabar de leer tus líneas. Precioso, Eva, el aire triste del comienzo parece enderazarse pero te deja tocada en cualquier caso.
sad

Anónimo dijo...

Sencillamente genial. Gracias por regalarnos este poema, gracias por escribir.

Saluditos Eva.

Etcétera dijo...

Gracias SAD y te perdono lo de ¡Joder!...yo también lo habría gritado.
y gracias también a "anónima de saluditos"... es un regalo bastante extraño, es más bien un vómito al que me he negado a colocar ni una sola coma o punto para que entrara bien el aire por las puertas abiertas y ventanas... he querido que en vez de un poema pareciera un loft.jajaja...
Casas, casas, casas... que ahora no quiero que me duelan. Y no es una metáfora, aunque lo parezca. Hablo de casas reales, donde he vivido sola y convivido años, casas que estoy pagando y ahora estoy prestando, casas donde me han dejado vivir o simplemente casas a las que he sido invitada con todo el cariño del mundo. Ahora mi pequeña y vieja casa-prostituta me acoge, la siento como el mejor refugio de todos, a pesar de este "gotelet" tan horrible.....es mi cueva privada, donde no entrará nadie más que yo y mi sombra, que ya es bastante, si siento que habrá dolor. Para mí las casas han sido y son muy importantes, es un símbolo...
Besos y gracias las dos.

nieves dijo...

Tu mejor casa será siempre tu corazón.
Un abrazo.
muñeco de nieve

Anónimo dijo...

Tu poema es, verdaderamente un loft. A esa casa que acoge todas las bienvenidas y cierra con llave, a la que pagas por tener sexo, luces y sombras deberías bendecirla, a pesar del gotelé.

Etcétera dijo...

Gracias Nieves,es lo que se intenta...que el corazón sea el hogar más cálido que me abrace, porque al fin es lo único que nos queda intacto.
Y gracias, anónimo...sí, es lo que pretendía, que fuera un loft....esa casa con feo gotelet ya está bendecida con mi silencio diario... es como algo no profanado, sagrado, al que desde hace mucho tiempo sólo entramos yo y mi sombrita, que ya ocupamos bastante.
BEsos a l@s dos.
EVa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...